Tema 1. La Iglesia, su Historia y la Organización (Audio y Video)

Presentado por Gerardo José Solano.

Con éste tema iniciamos una nueva serie que nos muestra bíblicamente cuál y cómo debe ser la iglesia verdadera de Dios en ésta tierra, la iglesia que Cristo llevará al cielo.

Iniciaremos estudiando Mateo 16:18. En éste pasaje Cristo dice que fundará su iglesia sobre la roca. Siempre se ha comentado y enseñado que esa roca es Pedro, pero la biblia enseña todo lo contrario, la palabra de Dios dice que Cristo es la roca y para ello comentaremos también 1 Corintios 10:4. Así es que gracias a éste pasaje de 1 de Corintios sabemos y entendemos que la iglesia está fundada, respaldada, instruida y protegida por Cristo.

Para más comodidad de nuestros queridos hermanos presentaremos éste tema en dos formatos, audio y video, para que ustedes vean y escuchen el que les quede más cómodo.

Nuevamente les agradecemos su visita a ésta página y le pedimos al Señor Dios Todopoderoso y a su Espíritu Santo los guíe en el camino de la verdad y de la comprensión de las escrituras.

Video


Audio


El hermano Gerardo José Solano es laico, predicador de doctrina y profecía. Ha trabajado en la obra por casi 15 años fungiendo como anciano y director de obra misionera. Actualmente trabaja como laico en la Congregación Santidad a Yahweh. "Mi frase favorita que ha salido de mi corazón es: El Discípulo debe ser enseñado para enseñar".

Nuestras Redes Sociales
Facebook: CrisisFinalCR
Youtube: Crisis Final
Canal de Television: Crisis Final Televisión 24/7

Share:

Radio Crisis Final (Dale al Botón Play)

Cargando ...

Contáctenos

Teléfono: (506) 6044-6744
Web: www.crisisfinal.com
Facebook: CrisisFinalCR
Youtube: Crisis Final
Twitter: CrisisFinalCR
Escucha Radio Crisis Final

Cita del Espíritu de Profeía

A fin de que el hombre llegue a ser un ministro de éxito, es necesario algo más que el conocimiento de los libros. El que trabaja por las almas necesita integridad, inteligencia, laboriosidad, energía y tacto. Todo es altamente esencial para el éxito del ministro de Cristo. Ningún hombre con estas calificaciones puede ser inferior, sino tendrá una influencia importante. A menos que el obrero en la causa de Dios pueda ganar la confianza de aquellos por quienes trabaja, no podrá hacer mucho bien. Testimonios para la Iglesia. Tomo 3. Pag. 607